Melanoma: ¿Qué es?, Tipos, Diagnóstico, Prevención y Tratamiento

¿Qué es el melanoma?

 

El melanoma es el cáncer de piel que deriva de los melanocitos, es decir, las células que fabrican la melanina (el pigmento) para proteger nuestra piel de las radiaciones ultravioletas. 

El melanoma no es el cáncer de piel más frecuente, pero por su capacidad de diseminarse sí es el más peligroso y afecta con frecuencia a pacientes jóvenes. La incidencia del melanoma sigue creciendo.

El pronóstico del melanoma se relaciona con el espesor que ha alcanzado en el momento del diagnóstico, por lo que el diagnóstico precoz es muy importante. Afortunadamente al presentarse en un órgano tan accesible como la piel, es posible diagnosticarlo precozmente.

5 datos que debes conocer sobre el cáncer de piel - Dermatologo Zaragoza - línica Dermatológica InnDerma

¿Cuáles son los factores de riesgo para tener un melanoma?

 

Los factores de riesgo más relevantes para tener un melanoma incluyen: el antecedente familiar o personal de melanoma, un historial de exposición excesiva a la radiación ultravioleta (tanto solar como cabinas de bronceado), un historial de quemaduras solares en la infancia y la presencia de múltiples nevus (lunares).

Son factores de riesgo tanto la exposición solar crónica (por ejemplo, trabajo al aire libre) como la exposición solar intermitente intensa (playa, piscina…) y especialmente si se producen quemaduras solares. 

 

¿Cómo es un melanoma?

 

Un melanoma es la “versión maligna” de un lunar, por lo que suelen presentarse como lunares de características o comportamiento atípicos.

Los melanomas pueden desarrollarse en piel donde previamente no había ningún lunar o desarrollarse por malignización de un lunar previo. Lo más habitual (75% de los casos) es que el melanoma aparezca de novo, es decir, en piel donde no había un lunar previo.

Es recomendable consultar con el dermatólogo cualquier lesión similar a un lunar, antiguo o nuevo, que tenga características irregulares (forma o color irregular), comportamiento atípico (que muestre cambios, crecimiento, picor, sangrado…) o lunares que sean distintos a los demás («signo del patito feo»).

Existen melanomas amelanóticos que son los que no producen melanina (pigmento) por lo que no se presentan como lesiones oscuras sino rosadas. Estos melanomas son más difíciles de detectar por lo que suelen asociar un peor pronóstico.

 

¿Qué tipos de melanoma existen?

 

Clásicamente se clasificaba al melanoma según su presentación (extensión superficial, nodular, acral, lentigo maligno…). Actualmente se tiende a clasificar al melanoma según su perfil genético, ya que distintas mutaciones condicionan distintos comportamientos y distintas opciones de tratamiento.

Por ejemplo, existe un subgrupo de melanoma relacionado con la exposición solar crónica que aparece en población añosa y suele presentar un crecimiento lento, pero lo más habitual son los relacionados con la exposición solar intensa intermitente de crecimiento más rápido y que tienden a aparecer en pacientes más jóvenes.

 

¿Cómo diagnosticar precozmente el melanoma?

 

1) Autovigilancia del propio paciente

En primer lugar se recomienda la autovigilancia del propio paciente. La regla del ABCDE es una forma sencilla para recordar que se debe consultar sobre lunares que muestren: 

  • (A) Asimetría
  • (B) Bordes irregulares
  • (C) Color irregular
  • (D) Diámetro mayor de 6mm
  • (E) Evolución (detectar cambios)

 

2) Revisión periódica con tu dermatólogo

En segundo lugar es recomendable la revisión periódica con tu dermatólogo que mediante la dermatoscopia detecta los signos de alarma antes de que sean visibles a simple vista.

 

¿Cómo se previene el melanoma?

La respuesta es sencilla: protegiéndote del sol. Aquí puedes aprender más sobre cómo protegerte adecuadamente del sol.

 

¿Cómo se trata el melanoma?

En primer lugar el melanoma se extirpa quirúgicamente. El patólogo estudiará la pieza de la extirpación y determinará el espesor del melanoma (Breslow). Según el espesor, se realizará la ampliación de la cicatriz quirúrgica con el margen recomendado y en ciertos melanomas podría indicarse la realización de biopsia del ganglio centinela que evalúa la diseminación a ganglios linfáticos.  En el caso de melanomas avanzados las decisiones terapeuticas se individualizan en comité de tumores: equipos multidisciplinares en los que participan dermatólogos, cirujanos, patólogos, radiólogos, médicos nucleares, oncólogos médicos y oncólogos radioterápicos. 

 

El melanoma en cifras 

1) El melanoma supone un pequeño porcentaje del total de cáncer de piel.

2) A pesar de no ser el cáncer de piel más frecuente, debido a su agresividad, causa el 80% de fallecimientos por cáncer de piel.  Afortunadamente cada vez se diagnostican melanomas de forma más precoz, que suelen tener pronóstico excelente.

3) La incidencia del melanoma continúa en aumento, y actualmente se diagnostican en España más de 6000 casos al año.

 

Acude a tu dermatólogo para ayudarte a resolver cualquier duda adicional.

Referencias bibliográficas:
Rubatto M, Sciamarrelli N, Borriello S, Pala V, Mastorino L, Tonella L, Ribero S, Quaglino P. Classic and new strategies for the treatment of advanced melanoma and non-melanoma skin cancer. Front Med (Lausanne). 2023 Feb 9;9:959289. doi: 10.3389/fmed.2022.959289. PMID: 36844955; PMCID: PMC9947410.

Autoría: Dra Sara Burillo Martínez. Dermatóloga. Col 502869538.

AVISO IMPORTANTE: La información de esta página web está destinada a la divulgación sobre dermatología en base a la evidencia científica y a la información al paciente incluyendo las dudas que nos transmiten en nuestra práctica diaria. No está destinada a promover la prescripción, dispensación o consumo de medicamentos. Los fármacos deben estar prescritos por un médico evaluando balance beneficio/riesgo en cada caso: todos los fármacos tienen efectos secundarios que pueden ser graves.