Rutina cosmética facial: todo lo que debes saber

¿Cuál es el orden correcto para aplicar los cosméticos en una rutina facial? ¿Qué productos cosméticos son imprescindibles? ¿Qué debe incluir una rutina facial de día? ¿Y una rutina facial de noche? ¿Cómo se limpia la piel adecuadamente? A continuación tratamos de explicar los porqués para construir rutinas faciales que de verdad impacten en la salud de nuestra piel. 

 

 

 

 

 

 

 

¿Cuál es el orden de aplicación de los cosméticos?

El orden correcto para aplicar los productos cosméticos es:

  1. Limpieza: 
    1. Limpiador
    2. Exfoliación
    3. Tónico
  2. Principios activos:   se aplican primero las texturas más ligeras:   ampollas –> sérum –> gel –> crema
  3. Hidratación
  4. Fotoprotección
  5. Maquillaje

 

¿Qué cosméticos son imprescindibles en una rutina facial?

Para ver cambios reales en nuestra piel no son necesarias rutinas muy complejas, con muchos pasos y que sean difíciles de cumplir.  Para que una rutina cosmética sea efectiva, son importantes 2 cosas: ser constante y elegir productos con eficacia demostrada. Por eso, apoyamos las rutinas simplificadas con los productos realmente eficaces y que sean sencillas de mantener a largo plazo.

Los dermatólogos coincidimos en que estas 3 acciones son las fundamentales e imprescindibles en una rutina facial:

  • Limpieza mañana y noche con un agente tensoactivo para eliminar los residuos acumulados en la piel y prepararla para la aplicación de los productos.
  • Por la mañana buscamos proteger la piel del exposoma. Lo imprescindible es la fotoprotección.
  • Por la noche buscamos transformar la calidad de la piel con los agentes transformadores (retinoides o hidroxiácidos).

 

 

¿En qué se diferencia una rutina cosmética de día o de noche?

El objetivo de la rutina cosmética de día y noche es diferente.

  • Por la mañana buscamos protegernos de los agentes externos que dañan nuestra piel (el llamado exposoma). Para ello es imprescindible usar protector solar, evitando el acúmulo de daño solar que conduce al envejecimiento prematuro de la piel y al desarrollo de cáncer de piel. Además, es recomendable aplicar antioxidantes que mitiguen el daño oxidativo causado por el exposoma.
  • Por la noche buscamos optimizar la salud y la calidad de la piel por lo que aplicaremos los agentes transformadores como son los retinoides o los hidroxiácidos. Recuerda que hasta que la piel se habitúe a su uso irritan la piel: tu dermatólogo te asesorará sobre la pauta adecuada para ti.

 

¿ Qué cosméticos debe tener una rutina cosmética de día?

  • Lo imprescindible sería la limpieza y el fotoprotector:

                limpieza –> fotoprotector

  • Si queremos una rutina más completa añadiremos el uso de un sérum antioxidante. Existen distintos principios activos con acción antioxidante aunque el más conocido es la vitamina C.

                limpieza –> sérum antioxidante –>  fotoprotector

  • Muchas veces la hidratación no es necesaria, ya que tanto el sérum antioxidante como el fotoprotector van a hidratar nuestra piel. Sin embargo, si quieremos un extra de hidratación lo haríamos de la siguiente forma:

     limpieza –> sérum antioxidante –> hidratación –> fotoprotector 

  • Si se quiere aplicar maquillaje se aplicaría tras el fotoprotector:

       limpieza –> sérum antioxidante –> hidratación –>  fotoprotector –> maquillaje

 

 

¿Qué cosméticos usar en una rutina cosmética de noche?

Lo imprescindible en una rutina cosmética de noche será la limpieza y la aplicación del producto elegido para el tratamiento de la piel:  retinoides, hidroxiácidos...  Estos productos pueden irritar la piel, por lo que es recomendable que las pautas con agentes transformadores se realicen bajo supervisión dermatológica.

Tras el agente transformador, no aplicaremos otros productos:

limpieza –> aplicación del producto elegido para el tratamiento de la piel (retinoides, hidroxiácidos…)

 

 

¿Cómo realizar una limpieza facial adecuada?

La limpieza facial es imprescindible para eliminar los residuos que se van acumulando en la superficie de la piel y para preparar la piel para la aplicación de los productos cosméticos.

  1. Agente tensoactivo (imprescindible).   No vale limpiar la piel sólo con agua, necesitamos un agente tensoactivo. Existen distintos formatos: espuma, gel, solución micelar… Se debe realizar mañana y noche.
  2. Exfoliación (recomendable). Según el producto se puede realizar de forma semanal o diario.
  3. Tónico (opcional). El objetivo del tónico es restaurar el ph de la piel tras la limpieza.

 

 

Otras consideraciones a tener en cuenta:

  • Las rutinas deben ser personalizadas según necesidades y tolerancia de cada piel.
  • Por supuesto, estamos comentando los básicos en una rutina facial, para pieles sin enfermedades ni necesidades especiales. Si la piel tiene necesidades específicas como manchas, acné… elegiremos otros principios activos con especial acción despigmentante, antiacné…

 

 

Si quieres saber más sobre cosmética dermatológica, pueden interesarte estos artículos: 

Guía: Todo sobre el retinol

 

 

Acude a tu dermatológo para ayudarte a resolver cualquier duda adicional.

Autoría:   Dra Sara Burillo Martínez. Dermatóloga. Col 502869538.

AVISO IMPORTANTE:  La información de esta página web está destinada a la divulgación sobre dermatología en base a la evidencia científica y a la información al paciente incluyendo las dudas que nos transmiten en nuestra práctica diaria. No está destinada a promover la prescripción, dispensación o consumo de medicamentos. Los fármacos deben estar prescritos por un médico evaluando balance beneficio/riesgo en cada caso: todos los fármacos tienen efectos secundarios que pueden ser graves.